La Asociación para una Ciudadanía Participativa, ACI-Participa, se congratula por el merecido Reconocimiento conferido a su Coordinadora General, la Msc. en Derechos Humanos Hedme Fátima Castro Vargas, por su destacada labor y trayectoria como defensora de los Derechos Humanos en Honduras.

Tan alta distinción le fue otorgada a nuestra Coordinadora por la Mesa Nacional de los Derechos Humanos, instancia de la Sociedad Civil Hondureña que articula a la gran mayoría de organizaciones de DDH del país. Junto a Hedme Castro, fueron galardonados una defensoras y dos defensores más, quienes como ella, fueron víctimas el 8 de septiembre de 2017, del salvajismo de oficiales de la Policía Nacional, institución sostenida por el pueblo, que demostró en esa ocasión, una vez más, el respeto que le merece la persona humana.

La ocasión fue propicia para recordar a las y los presentes, los lamentables hechos acaecidos aquel 8 de septiembre en los predios de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, máxima casa de estudios superiores de nuestro país. Resulta paradójico que hechos tan brutales como bochornosos se realizaran en un espacio que por su naturaleza debiera estar dedicado en su más elevada expresión, a la ciencia, al saber, a la cultura, al conocimiento, a la investigación, al arte, a la universalidad misma.

Pero estas paradojas son comunes en nuestro país y la UNAH es el mejor ejemplo de ello. Las cuatro personas homenajeadas por la Mesa Nacional de los Derechos Humanos, no estaban por casualidad el 8 de septiembre en los predios de la UNAH, cumplían con su invaluable compromiso de defender derechos, en esa ocasión, protegiendo los derechos humanos de jóvenes estudiantes universitarios que eran sometidos a la brutalidad policial, por petición de la rectora de la Universidad que en el colmo de su incompetencia, quiso resolver de esa manera, los reclamos que un fuerte sector del estudiantado le plantearon, pero que su falta de inteligencia la llevó a convertirlo en un conflicto de grandes dimensiones.

El acto de entrega de los reconocimientos a los 4 DDH: Tommy Morales, Carlos Moisés Del Cid, Ariel Díaz y Hedme Castro, se dio en el marco de una semana transcendental para la comunidad de defensoras y defensores de los derechos humanos, en la que el cuestionado Sistema de Justicia hondureño, tiene la oportunidad de demostrar que está para aplicar la ley y administrar imparcialmente la justicia y no, para premiar la brutalidad, la ilegalidad y la arbitrariedad. Este viernes 1 de junio, una jueza, que hasta ahora pareciera inclinarse hacia el lado de los criminales uniformados, emitirá su resolución en el juicio que se les sigue a los oficiales de la Policía, que abusando de su “autoridad” agredieron, maltrataron y torturaron a los cuatro (4) DDH y a ocho (8) estudiantes universitarios en septiembre del 2017.

De aplicarse la ley y así lo esperan los y las DDH, la jueza emitirá un Auto de formal procesamiento en contra de los policías encausados y los enviará a prisión en tanto se dicte una sentencia definitiva. Si sucede lo contrario, se comprobará una vez más la podredumbre del Poder Judicial hondureño y dejará la vía expedita para acudir a los tribunales internacionales en donde el Estado hondureño sería enjuiciado como responsable de violar la Convención Americana de los Derechos Humanos.

ACI PARTICIPA se congratula de tener a una defensora de los derechos humanos de los tamaños de HEDME FÁTIMA CASTRO VARGAS y agradece a la Mesa Nacional de los Derechos Humanos por la alta distinción otorgada.