HONDURAS: EL DEFENSOR DEL PUEBLO VIOLENTA DERECHOS HUMANOS

Comunicado

La Asociación para una Ciudadanía Participativa (ACI PARTICIPA), con profunda preocupación, se pronuncia públicamente ante la injusta destitución de la Abogada Linda Lizzie Rivera, de su cargo de Delegada Adjunta Primera del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, denominación que equivale a Comisionada Nacional Adjunta. La decisión fue tomada por el titular del CONADEH Dr. Roberto Herrera Cáceres el pasado jueves 12 de enero.

Si bien es cierto es facultad del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos nombrar y separar a sus Delegados Adjuntos, conforme lo establece el art. 14 de la Ley Orgánica del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y los art. 12 y 15 del Reglamento General de dicha ley, no menos cierto es, la violación por parte del Señor Comisionado en perjuicio de la Abogada Linda Lizzie Rivera, de los art. 13 de la Ley Orgánica del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y art. 13 de su Reglamento General, tal como lo denunciara la afectada ante el Ministerio Público, (Usurpación de funciones, Expediente #14 799300827-2016).

Para ACI PARTICIPA es motivo de consternación, que el titular de la institución establecida  para garantizar  la  vigencia  de  los  derechos  y  libertades  reconocidas  en  la Constitución  de  la  República  y  los  Tratados  y  Convenios  Internacionales  ratificados  por Honduras, se convierta en la negación de dicho mandato y en violador de los derechos y libertades de uno de sus subalternos. Si a ese nivel, el señor comisionado realiza actos de esta naturaleza, qué puede esperar el pueblo hondureño que acude en amparo a sus oficinas porque constantemente es víctima de los atropellos, abusos y violaciones de sus derechos por parte de funcionarios estatales.

Para ACI PARTICIPA es evidente, que la separación de la Abogada Linda Lizzie Rivera de su cargo de Delegada Adjunta Primera del CONADEH, obedece a la intolerancia del Señor Comisionado a los señalamientos sobre actuaciones indebidas y violatorias cometidas en contra de empleados(as) de dicha Oficina y por acciones que desdicen la naturaleza y función del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

 Más de veinte años de trayectoria en la defensa de los derechos humanos en Honduras, avalan a la Abogada Linda Lizzie Rivera, como para no dejar lugar a dudas sobre su idoneidad para ocupar el cargo de Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, por tal razón, la usurpación de sus funciones, en ausencia del señor Comisionado y por mandato del mismo funcionario, es un acto que además de negar la capacidad y envergadura profesional de la Abogada Rivera, lo que en sí, constituye una ofensa, es un evidente acto de discriminación a su condición de mujer.

Se equivocó el señor Herrera Cáceres al escoger a la Abogada Rivera como su Delegada Adjunta Primera y se equivoca ahora al separarla del cargo. No podía esperar sumisión y silencio por parte de ella, ante sus actuaciones erráticas e intencionadas a favor de los poderosos (caso Comité Ambientalista de Azacualpa, La Unión, Copán, contra MINOSA) y posturas complacientes en los casos de los estudiantes frente a los atropellos de las autoridades universitarias. Tampoco podía esperar que ante su injustificada separación, se quedara callada.

ACI PARTICIPA no espera que el Congreso Nacional actúe y revise las actuaciones del señor Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, en este y otros casos, porque cuando lo eligió sabía por qué lo elegía, a pesar de la idoneidad de otros candidatos que opacaban con su trayectoria el pobre currículum de su elegido en la defensa y protección de los derechos humanos. Por tal razón acudimos a las organizaciones de la sociedad civil, especialmente, las defensoras de los derechos humanos, a quienes excitamos a apoyar solidariamente a la Abogada Rivera, víctima hoy, de la intolerancia, la discriminación y de los intereses aviesos de los enemigos de los derechos humanos.

Acudimos también ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), y ante la misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras,(MACCIH) a fin de que en apoyo a los derechos humanos del pueblo hondureño, tomen debida nota y sean veedores de actos violatorios como el de la Abogada Linda Lizzie Rivera. Acudimos incluso, ante instituciones nacionales, como el Consejo Nacional Anticorrupción y el Tribunal Superior de Cuentas, para que investigue los actos denunciados por la Abogada Rivera.

Al Ministerio Público le hacemos el llamado a cumplir con sus obligaciones y proceder como corresponde y dar respuesta a la denuncia interpuesta en el mes de noviembre 2016 por la Abogada Linda Lizzie Rivera, bajo el registro  “Usurpación de funciones, Expediente #14 799300827-2016”. 

Finalmente condenamos las actuaciones del señor Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en contra de la Abogada Linda Lizzie Rivera, una persona que se ha ganado el respeto tanto por su calificación académica, como por su trayectoria pública y su acertado actuar en la defensa y protección de los derechos humanos.

Tegucigalpa, MDC, 16 de enero de 2017.

POR EL RESPETO IRRESTRICTO AL DERECHO A DEFENDER DETRECHOS

ACI PARTICIPA

Descargar documento: https://goo.gl/YknR4q