comunicado: ACI-Participa condena la sentencia dictada contra los jóvenes UNIVERSITARIOS

COMUNICADO

LA ASOCIACIÓN PARA UNA CIUDADANÍA PARTICIPATIVA (ACI PARTICIPA), condena la sentencia dictada contra los jóvenes: Moisés David Cáceres Velásquez, Sergio Luís Ulloa Rivera y Cesario Alejandro Félix Padilla, por ser un recurso utilizado para judicializar el derecho legítimo de expresarse, y para callar e intimidar las voces juveniles que  presentan alternativas de solución  para lograr una Universidad Nacional Autónoma (UNAH) Inclusiva, y por ende contribuir a democratizar la educación pública.

Los estudiantes en sus comunicados y conferencias de prensa han expresado abiertamente que sus manifestaciones han sido por la falta  de  Democratización  y  ausencia de participación de los Estudiantes en ese centro de Estudios. Asimismo,  por la exclusión de la participación representativa de las y los jóvenes en la elaboración de las normas académicas que según la Ley Orgánica de la UNAH, deben ser construidas en consensos con los distintos sectores que conforman la  máxima casa de estudios.

Consideramos que la situación de inseguridad jurídica se presenta desde el inicio del proceso, (7 junio del 2016), ya que se ha manipulado y violentado el debido proceso en la acusación penal, ya que se presenta, por USURPACIÓN (conducta  que supone que, quien no es propietario, ocupa un bien inmueble, comportándose de modo permanente como dueño, con intención de procurarse una utilidad o derecho económico y que efectivamente le haya reportado tal utilidad sea estimable o no).

La Aplicación de este tipo penal, utilizado  tanto por la UNAH, como por el Ministerio Público,  es un recurso para amedrentar, reprimir,   debilitar e impedir la libre asociación y el derecho a la libre expresión del pensamiento, plantea a nivel nacional e internacional la exhibición de una Universidad y un país represivos y antidemocráticos. Ambos derechos, están contemplados en nuestra  Constitución de la República, al no obtener justicia local. Lo que  obliga a Moisés David Cáceres Velásquez, Sergio Luís Ulloa Rivera y Cesario Alejandro Félix Padilla a hacer uso de la Jurisprudencia Internacional, basándose en que desde mediados del siglo XX, el derecho de asociación y a la libertad de expresarse  ha ido siendo cada vez más reconocido en el derecho internacional en diversos documentos: La Declaración Universal de los Derechos Humanos, El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, La Convención Europea de Derechos Humanos, La Convención Americana sobre Derechos Humanos entre otros.  

Con indignación y mucha preocupación observamos que esta acción penal se ha extendido  en varios departamentos de Honduras violentando de esta forma los derechos humanos de grupos vulnerabilizados por hacer uso de su legítimo derecho a manifestarse y a reunirse y lleva como objetivo desarticular y eliminar brotes de resistencia ante las múltiples violaciones de derechos humanos que se dan en el país.

De igual manera, queremos denunciar que las expresiones de apertura al diálogo y deseos de cumplir puntos del acuerdo firmado con las autoridades del Alma Mater, no han tenido la incidencia ni la honestidad y veracidad esperada, ya que este caso muestra la falta de voluntad y el incumplimiento del acuerdo  firmado el 20 de Julio del 2016, entre la Universidad y los estudiantes, donde se lee claramente que las autoridades universitarias harían, lo pertinente para contribuir a la extinción de los procesos incoados antes de poner fin al conflicto.

ACI PARTICIPA, ante esta nefasta situación que pone en peligro la libertad y la integridad física y psicológica de Moisés David Cáceres Velásquez, Sergio Luís Ulloa Rivera y Cesario Alejandro Félix Padilla  y de 20 estudiantes más,   que van a audiencia el 23 de Junio del año en curso, exige un cese a la represión judicial y plantea que se  fortalezca el diálogo el cual debe ser permanente, abierto y sincero,  que implemente formas idóneas de resolver diferencias, con respeto a la autonomía universitaria, que resguarde la libertad académica y el progreso de la educación superior.

Asimismo,  a la comunidad nacional e internacional se les solicita estar atentos a la situación que se vive en la ciudad universitaria,  que se apoyen  las acciones que se realicen en la búsqueda de soluciones permanentes y que se  condenen  aquellas acciones que  están impidiendo que se avance en  el cumplimento del acuerdo firmado.

POR EL RESPETO AL DERECHO LEGITIMO DE LOS ESTUDIANTES DE LA UNAH A HACER USO DE SU LIBERTAD DE EXPRESIÓN, A SU DERECHO A MANIFESTARSE PACIFIFICAMENTE,  Y  A  QUE SE CUMPLA SU DERECHO A PETICIÓN

 

PORQUE DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS, NO ES UN DELITO,  ES UN DERECHO

TEGUCIGALPA, 8 DE JUNIO DEL 2017

ACI PARTICIPA