Nota: El pueblo hondureño y la policía nacional se revelan bajo un tribunal parcializado

El pueblo hondureño y la policía nacional se revelan bajo un tribunal parcializado

El 29 de noviembre del presente año, miles de hondureñas y hondureños se volcaron a las calles para exigir el ingreso de las actas de los departamentos en donde el presidenciable Salvador Nasralla resultaba ganador, esto en el marco del proceso electoral que se realizó este año, ante la negativa del Tribunal Superior Electoral (TSE) la población permaneció frente al Instituto Nacional de Formación Profesional (NFOP), cuyas instalaciones fueron ocupadas por el tribunal para el recuento de los votos.

En un acto desesperado, miembros de la Policía Militar, Policía Nacional y Comandos Cobras, haciendo uso excesivo de la fuerza, iniciaron actos de represión utilizando bombas lacrimógenas con el objetivo de desmovilizar a quienes exigían un proceso trasparente.

Ese mismo día, tres (3) defensores de Derechos Humanos, de diferentes organizaciones que promueven y defienden los DDHH en Honduras, fueron agredidos verbalmente, golpeados y amenazados por los entes represores del estado. Los defensores plenamente identificados con chaleco y carnet correspondientes son: Henry Rodríguez de ACI-Participa, Kevhi Ramos de la Asociación por la Democracia y los DDHH (ASOPODEHU) y Nery Gómez del Observatorio Ecuménico de los DDHH.  A todas luces éste es un atropello a la integridad de quienes defienden los derechos humanos en Honduras.

La madrugada del 30 de noviembre al filo de las 2:00 horas, el calor de las inmensas barricadas de obstáculos en llamas se hacía sentir sobre la capital, la población enardecida y molesta por el actuar de las fuerzas militares decidieron realizar acciones represivas a esa hora de la madrugada en diferentes sectores de la capital, durante las horas de la mañana y tarde del mismo día acciones como esta se veían en todo el país.

Colonias populares como EL PEDREGAL fueron las zonas más agravadas producto de la represión en donde hubieron disparos, un menor de 12 años resultó herido de bala, quien fue trasladado al centro asistencial para recibir atención médica, este tipo de accionar de las fuerzas militares ha continuado.

Para el día viernes 1 de diciembre a horas de la noche se contabilizaban 17 personas, víctimas de las fuertes represiones, ingresadas al Hospital Escuela Universitario HEU en busca de atención médica. El  80% de estos ingresos responde a personas heridas de bala, el 20% restante a personas que habían presentado  otro tipo de agresiones. En horas de la noche, esa misma fecha, el señor Jorge Ramón Hernández Alcerro Secretario de la Coordinación General del Gobierno, a través de una conferencia de prensa, comunicó que bajo el decreto PCM-084-2017 Honduras permanecería en estado sitio durante diez (10) días además de la suspensión de las garantías constitucionales.

Hasta el lunes 4 de diciembre se contabilizan 4 muertes por arma de fuego de personas que participaron en actos de protesta, este dato es solo de las personas que fueron reportadas al Hospital Escuela Universitario, en el comunicado de la OACNUDH-CIDH hacen mención a 11 muertes violentas producto de la participación en protestas a nivel nacional.

En horas de la tarde del lunes 4 de diciembre miembros del Comando Cobras de la Policía Nacional de Honduras se sublevó ante la autoridad, e iniciaron acciones encaminadas a el respeto a  sus derechos y el cese a las violaciones de derechos humanos hacia el pueblo hondureño, durante la noche del lunes  y la madrugada del martes, se sumaban cientos de policías a la acción. Cabe mencionar que el Ministro de Seguridad, Julián Pacheco, profirió a través de los medios de comunicación, a las a las 17 horas, que el toque de queda bajo el decreto ejecutivo N° PCM-084-2017 comprendido desde las 18:00 hasta las 06:00, se habría suspendido por un término de dos horas para ser reanudado a las 20:00 horas, este decreto no fue acatado por la población pues en todo el país podía verse a personas fuera de sus hogares en apoyo a miembros de la policía nacional

Los datos y la información publicada es recabada bajo investigación y acompañamiento por el equipo de la Asociación para una Ciudadanía participativa ACI-Participa, quienes desde este espacio condenamos la actitud parcializada del Tribunal Supremo Electoral, e instamos a que las peticiones de los partidos políticos sean escuchadas y ejecutadas con el fin de garantízar un proceso transparente con el objetivo de mantener la paz en nuestro país.