#AlertaDefensores

Tegucigalpa, Honduras.- “Hoy miembros de la policía Nacional me agredieron con golpes en la cabeza, pateándome, lanzándome bombas lacrimógenas, mientras daba cobertura periodística a la manifestación de los estudiantes de la UNAH, los policías además me quitaron mi celular y me amenazaron. Estas son las consecuencias de un Estado de Facto que no respeta normas y ejerce la fuerza contra sus ciudadanos”.

El párrafo anterior describe con sus propias palabras lo que vivió esta tarde del 01 de agosto, frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)  la estudiante de periodismo, Kency Gissel Grandez Durón, quien realiza su práctica profesional en el periódico digital www.conexihon.hn que es producción del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), en Tegucigalpa.

LA PERIODISTA INICIABA UNA LA COBERTURA A TRAVÉS DE FACEBOOK LIVE, CUANDO SE ESCUCHA SU VOZ ALARMANTE “ME ESTÁ AGREDIENDO EL POLICÍA, ME LLEVA AGARRADA”, POR OTRO LADO, UNO DE LOS ATACANTES GRITA “QUITÉNLE LA MÁSCARA” OTRA VOZ AGREGA “ZÁMPENLE GAS” Y FINALMENTE SE ESCUCHA “Y PARA QUE PUTAS LA SUELTAN”, EL VIDEO DE UN MINUTO DE DURACIÓN, DEJA ENTREVER UN FORCEJEO ENTRE VARIOS POLICÍA ANTIMOTINES CONTRA LA JOVEN DE 21 AÑOS Y CONTEXTURA PEQUEÑA.

En la protesta que realizaban los y las universitarias contra el aumento a la tarifa del transporte -según informó una catedrática- salieron heridos con “balas de goma” algunos estudiantes y un defensor de derechos humanos, al parecer del Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos (OEIDH).

La Escuela de Ciencias de la Comunicación condenó la agresión y el trato inhumano que sufrió la estudiante de periodista Kency Gissel Grandez Durón. Así mismo, C-Libre denunció el hecho a través de una alerta pública.

En el video de modo rápido y breve, se ve el rostro de uno de los policías agresores, que rodearon a la periodista, quienes además de los golpes, le quitaron el teléfono celular con información personal y laboral.

La semana pasada en una cobertura periodística en la colonia San Miguel de Tegucigalpa, la policía atacó y encarceló al camarógrafo Engel Padilla de Canal 11, después la Secretaría de Seguridad expresó que respeta el derecho a la libertad de expresión, derecho a la libertad de prensa, y que investigaría los hechos.

Si se contabiliza los ataques a periodistas, comunicadores sociales, fotógrafos y camarógrafos, a lo que va del año, C-Libre ha emitido unas 65 alertas que oscila en unas 100 personas, especialmente durante las coberturas de protestas sociales contra el fraude electoral y toma de posesión del ilegal presidente Juan Orlando Hernández “JOH”.

La mayoría de casos de ataques a la prensa quedan en la impunidad, recientemente el Comité de Familiares de  Detenidos Desaparecidos En Honduras (COFADEH) presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana  de Derechos Humanos (CIDH), por el crimen contra el periodista Nahúm Palacios, en marzo del 2010.

En junio del 2016, el periodista Cesario Padilla, también fue atacado por policías mientras daba cobertura a una protesta estudiantil en la UNAH, mientras realizaba su labor informativa para el periódico digital www.pasosdeanimalgrande.com, días después fue criminalizado judicialmente acusándolo de usurpación junto a cinco estudiantes de máxima casa de estudios. Ese mismo día los uniformados agredieron a la periodista de Radio Progreso, Eleana Borjas.

 

https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjFvq-siJDdAhVC4VMKHcZTCjoQFjAAegQIABAB&url=http%3A%2F%2Fdefensoresenlinea.com%2Falerta-policia-ataca-a-periodista-de-conexihon-libre-mientras-cubria-protesta-en-la-unah%2F&usg=AOvVaw2pNvbPHLR4mvKY0tkYsRjU