TTierras del Padre, Francisco Morazán

El día miércoles 10 de noviembre del 2021, la jueza número nueve del Juzgado de Letras de lo Penal de la ciudad de Tegucigalpa autorizó el desalojo de 120 familias que residen desde 1739 en la comunidad indígena Lenca Tierras del Padre, a 13 kilómetros de la ciudad de Tegucigalpa, capital de Honduras.

El día jueves 11 de noviembre, a tempranas horas de la mañana llegaron las autoridades correspondientes a la comunidad para ejecutar el desalojo. Uno de los cuatro voceros del Consejo Indígena Lenca de Tierras del Padre, dialogó con las autoridades sobre sus derechos ancestrales solicitando la reubicación para las familias afectadas, y el mapa de la comunidad para indicar las áreas aprobadas a desalojar, sin embargo, las autoridades no tenían a mano los planos, ya que su objetivo era desalojar toda la comunidad.

En presencia del equipo de acompañamiento de ACI PARTICIPA, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y de Peace Watch Switzerland (PWS), las autoridades decidieron suspender el desalojo (hasta nuevo aviso).

Compartimos de manera íntegra el COMUNICADO DE ALERTA redactado por las MUJERES INDÍGENAS LENCA DE LA COMUNIDAD TIERRAS DEL PADRE, el miércoles 10 de noviembre, 2021:

COMUNICADO DE ALERTA

MUJERES INDÍGENAS LENCA DE LA COMUNIDAD TIERRAS DEL PADRE HONDURAS

CENTROAMÉRICA

ALERTA NACIONAL E INTERNACIONAL

A lo largo de la historia las mujeres que ocupamos el territorio denominado comunidad indígena lenca tierras del padre asentadas en el kilómetro 13 carretera al sur, Honduras C.A. hemos vivido en un ambiente de paz y tranquilidad construyendo vida y esperanza bajo la sombrilla de un título ancestral que data del año 1,739. pero nuestra tranquilidad se vio interrumpida desde que el terrateniente Mario Facussé Handal a través de una empresa denominada siglo XXI S.A. pretende robar nuestras tierras, y lo más grave es qué el estado de Honduras es participe de este acto ya que a través del juzgado de letras de lo penal de la sección judicial de Tegucigalpa departamento de Francisco Morazán se ha programado un desalojo para el día 11 de noviembre del año 2021 a las 6:00 a.m. ya que hemos sido acusados por el delito de usurpación 11 de nuestros miembros entre ellos dos mujeres líderes de nuestra comunidad y sin haber sido vencido en juicio, se nos ha programado un desalojo a toda la comunidad con la orden de destruir todo nuestro patrimonio viviendas, escuela, kinder, comedor infantil, iglesia y todo nuestros cultivos que es de lo que sobrevivimos, con el único fin de entregarle nuestro territorio ancestral al empresario señor Mario Facussé Handal propietario de la empresa Inmobiliaria Siglo XXI, quién presentó un documento supletorio del año 2013 qué declara ser dueño de este territorio de forma unilateral sin acreditar la conformidad de colindancias entre los vecinos, y parcelas de tierras que no tienen relación con nuestro territorio.

Denuciamos qué las instituciones del estado se prestan para confabularse con la empresa del señor Mario facussé denominada inmobiliaria siglo XXI S.A. Entregando nuestro territorio indígena el cual servirá para la implementación de un proyecto de viviendas destruyendo nuestra fauna y nuestro bosque tipo pino roble,encino, diquidámbar entre otros, que a lo largo de nuestra historia lo hemos conservado y es parte del pulmón de nuestro país Honduras y el mundo.

Hacemos un llamado de solidaridad nacional e internacional a las organizaciones defensoras de derechos humanos, ONGs, Organizaciones afines con las mujeres estar pendiente de lo que pueda suceder el día 11 de noviembre pues nos encontramos indefensas y con un ambiente hostil de represión, criminalización y hostigamiento por parte de las fuerzas policiales de este país que vienen con la instrucción por parte de la juez # 9 Gladis Ochoa de destruir todo nuestro patrimonio cómo ser escuela, comedor infantil, iglesia, viviendas y todo nuestros sembradillos de lo cual vivimos nosotras y nuestros hijos.

Alertamos también que de llevarse a cabo este arbitrario desalojo nosotras no contamos con un lugar donde nos refugiaremos con nuestros hijos, quedando a merced de lo que nos pueda pasar pues sabemos que vivimos en un país de violencia, represión e impunidad.

Responsabilizamos directamente al estado de Honduras y al señor Mario facussé Handal propietario de la empresa inmobiliaria siglo XXI por lo que pueda pasar durante y después de este arbitrario y violento desalojo programado contra este pueblo indígena qué defendemos nuestro derecho legítimo contenido en las leyes nacionales y el convenio 169 de la OIT así como también la posesión y la construcción de vida y esperanza hace cientos de años en este territorio.

Exigimos al Estado de Honduras que se nos de el trato debido como pueblo indígena según manda el convenio 169 de la OIT así como también se respete el debido proceso en el seguimiento del expediente 0801- 2016- 1564. Exigimos al Estado de Honduras detener dicho desalojo y no ser nuevamente condenado como un estado de impunidad hacia los pueblos.

Comunidad indígena lenca tierras del padre 10 de noviembre del año 2021

Consejo de mujeres indígenas de la comunidad tierras del padre, Honduras C.A.