REPUDIO Y CONDENA AL SALVAJISMO POLICIAL.

LLa Asociación para una Ciudadanía Participativa, ACI PARTICIPA, repudia y condena públicamente, la salvaje y criminal acción realizada por dos agentes policiales, que la mañana de este jueves 13 de agosto agredieron a los pasajeros que se transportaban en un autobús, en el Municipio de Choloma, Departamento de Cortés.

Los uniformados, de manera irracional, luego de requerir groseramente al conductor del vehículo, sin medir las consecuencias de su criminal acción, lanzaron una bomba de gas lacrimógeno en el interior de la unidad de transporte. El artefacto hizo explosión entre los asientos del autobús, obligando a sus ocupantes a abandonarlo atropelladamente, aturdidos por la nube de gases nauseabundos que quemaban sus vías respiratorias.

Uno de los pasajeros filmó el hecho con su celular y lo colgó de las redes sociales “popularizando” de nueva cuenta a la Policía hondureña en todo el mundo. El cuerpo policial reaccionó de inmediato a través de uno de sus voceros, anunciando la suspensión de los implicados y una investigación del caso. Embarga el temor, que como suele suceder, de tal investigación resulten culpables las víctimas, tal como sucediera con las defensoras y defensores de los derechos humanos agredidos en un microbús del CONADEH en los predios de la Universidad Nacional Autónoma en Tegucigalpa en septiembre de 2017.

Hechos criminales como el de este 13 de agosto, ya no son una novedad. También, gracias a las redes sociales, todo mundo pudo ver cómo policías uniformados lanzaban bombas lacrimógenas al interior de un bus lleno de estudiantes universitarios en la ciudad de San Pedro Sula, durante las manifestaciones de reclamo al actual gobierno por los temas de la salud y la educación pública durante el 2019. Desconocemos que acciones reales se tomaron contra aquellos criminales uniformados. Posiblemente la investigación de aquel hecho haya concluido que actuaron en “defensa propia”. En la página de diario La Prensa que publica el video de este 13 de agosto, hay publicado otro en el que puede observarse como una pandilla de no menos de 10 “valientes” policías golpean con garrotes y a patadas, en una manifestación de crueldad y barbarie a un grupo de hombres que ya se habían sometido pues se encontraban tirados en el suelo.

Para ACI PARTICIPA es preocupante la reiteración de estos comportamientos de la fuerza policial, los cuales son violatorios de los derechos humanos de las víctimas y, además, implican la violación de los standares internacionales para el uso de los gases lacrimógenos en el mundo. Este tipo de acciones brutales que reflejan el odio y el desprecio a la sociedad civil, continuarán repitiéndose mientras sólo se sancione, supuestamente, a los ejecutores materiales y se deje sin castigo a quienes les dan las ordenes o los reclutaron sin considerar el peligro que representan para la sociedad. Desde el jefe del Ejecutivo, el ministro de Seguridad y el Director de la Policía, tienen responsabilidad de lo que sus subalternos hacen, pues, quienes ejecutan estas acciones, lo hacen cumpliendo órdenes o con el consentimiento de sus superiores.

El salvajismo y la intolerancia son reflejo de la falta de autoridad. La autoridad se gana y no la dan ni los uniformes, ni las armas, ni la ostentación de un cargo. La autoridad se alcanza con el respeto a las leyes y el respeto a la dignidad humana.

Tegucigalpa, MDC, 13 de agosto de 2020

Asociación para una Ciudadanía Participativa, ACI PARTICIPA.


© 2023 Asociación para una Ciudadanía Participativa. Todos los derechos reservados.